Herramientas de Vida. La Aceptación. Por Oscar Ramos

Herramientas de Vida. La Aceptación

por Oscar Ramos, Coach. Para la Revista Mi Pueblo




“Señor, concédeme serenidad para ACEPTAR todo aquello que no puedo cambiar, fortaleza para cambiar lo que soy capaz de cambiar y sabiduría para entender la diferencia”


Reinhold Niebuhr (analista político americano)



La Aceptación es un proceso de toma de consciencia, de percepción sin juicio de nosotros mismos, de los demás y de las circunstancias que en este momento nos afecta


Mientras al conformarnos o resignarnos nos sentimos pesimistas, frustrados y víctimas sin salida, con la aceptación la esperanza nos hace más positivos y realistas, cambia el estancamiento por la acción, aumenta nuestra tolerancia y la confianza en que nuevas posibilidades nos esperan.  


Como nota aclaratoria tomemos la diferencia entre dolor y sufrimiento; aceptamos en el momento en que vivimos nuestro dolor, el duelo termina, y podemos seguir con nuestra vida, si no damos ese paso, aparece el sufrimiento y con él la resignación de no merecer otra opción.


Hagamos un pequeño test:
¿Te cuesta trabajo aceptar a tus compañeros de trabajo?
¿Te sientes molesto cuando te critican, aunque la crítica sea constructiva?
¿Cuándo tienes que describirte, piensas en más defectos que virtudes?
¿Consideras que la persona que dice: "así actúo, porque así soy" es una persona que ha logrado aceptarse plenamente? ¿Crees que si te aceptas, dejas de tener la motivación necesaria para cambiar?


Más allá de las respuestas dadas interesa saber primero si el ego intenta mentir para cuidar nuestra autoimagen o si el test nos genera incomodidad, incluso si nos saca de un estado emocional neutro.


La primera aceptación es hacia nosotros, con nuestras virtudes e imperfecciones, viviendo desde la libertad de ser uno mismo, después conviven la aceptación de nuestro entorno y de cada una de las relaciones interpersonales que elegimos establecer. Y ahí llega el lamento de “yo no he elegido esto” y yo te pregunto; ¿eliges vivirlo desde la aceptación o desde la resignación? ¿eliges cambiar hasta borrar de tu vida si fuera necesario aquello que no eres capaz de tolerar?


Y el pez vuelve a morderse la cola. Nos encontramos con el miedo al cambio. El miedo a no saber qué sucederá, la necesidad de buscar la seguridad en cada paso que damos, eso es lo que impide aceptemos la realidad y hagamos algo para salir de situaciones que hoy no sabemos/podemos tolerar. Vivimos desde la resignación, la apatía y el estancamiento.


En este momento histórico el movimiento y los cambios nos definen, nadie nos da la seguridad de que un trabajo o un amor nos vaya a durar toda la vida o de cuanto vamos a vivir… 

                     
Podemos paralizarnos, inmovilizarnos, cerrando el paso al gran mundo de las opciones y alternativas, sin sorpresas, en la rutina, limitándonos como seres humanos, y podemos ACEPTAR, llenar de vitalidad nuestros actos, arriesgándonos, creciendo a cada paso, con nuestros aciertos y nuestros errores, siendo creativos a la hora de buscar nuevas fórmulas, despertando cada uno de nuestros sentidos hasta convertirnos en lo que hoy sólo somos capaces de soñar.

Contacto Motivarte Coaching Fuerteventura
1








Artículo publicado en la Revista Mi Pueblo nº 71, en este enlace puedes leer la revista:
https://issuu.com/mipueblofuerteventura/docs/revista_mi_pueblo_fuerteventura_71


Leer más ...

HERRAMIENTAS DE VIDA. El Abrazo

HERRAMIENTAS DE VIDA
El Abrazo


Artículo de Oscar Ramos (coach). Para la Revista Mi Pueblo. Sección Herramientas de Vida



“Aún siento el sonido de nuestro corazón, tu voz, tu calidez y el amor compartido, la estación de tren fue testigo de nuestra separación física, más tu abrazo, aún vive conmigo…”
                        Anónimo


Dice el terapeuta y escritor Jorge Bucay que la riqueza de los amigos reside en la calidad de sus abrazos. Ante un gesto en apariencia tan simple, encontramos un tipo de comunicación que va más allá de lo puramente emocional.

Fue la Universidad de Duke la que demostró como las personas necesitamos recibir abrazos y caricias desde que nacemos para crear neuronas, puesto que el contacto físico no sólo juega un papel muy importante en el desarrollo neuronal, sino que evita mueran prematuramente.

Neurocientíficos de la universidad de Carolina del Norte ratifican las investigaciones anteriormente realizadas y lanzan uno de los más completos estudios hasta la fecha. Postulan que cuando abrazamos a otras personas, generamos oxitocina, serotonina y dopamina. Los efectos físicos se traducen sobre todo en la estimulación del proceso de transportación del oxígeno a los tejidos; esto implica reducción de la presión arterial, ralentización del envejecimiento celular, mejora o eliminación de contracturas musculares y aumento de la producción de glóbulos blancos y por ende el fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico. Tras la activación fisiológica llega el equilibrio a nuestro sistema nervioso, que conlleva la reducción del estrés, la apatía, la ira y la ansiedad, así como la generación de confianza, seguridad, autoestima, protección y fortaleza, hasta tal punto que una buena educación en abrazos disminuye el riesgo de aparición de demencia en la edad adulta.

Hace años tuve una compañera de trabajo que pretendía crear un club del abrazo. La idea, a priori ridícula, se fue materializando poco a poco hasta contagiar a unas 30 personas, devolviendo la frescura a un grupo viciado por el tiempo y los egos. Investigué y descubrí los trabajos de la psicóloga Kathleen Keating y de Mata Amritanandamayi Devi, más conocida como Amma o madre, la maestra hindú que lleva dados más de 30 millones de abrazos por todo el mundo difundiendo su mensaje de amor, servicio y compasión.

El gesto del abrazo podemos ejecutarlo desde el límite o la distancia hasta la unión o intimidad. Yo hoy elijo aprender a entregarme. He vivido y observado desde el abrazo de “machito” con enérgicos golpes en la espalda y ligero retraimiento de la pelvis, el abrazo de los “inseguros” con palmeteos o pequeñas friegas o giros quizá en círculo en la espalda contraria, hasta llegar al abrazo de “corazón”. Aunque hay variantes lo defino cuando al acercarte mi brazo derecho se sitúa por encima de tu izquierdo y mi izquierdo por debajo de tu derecho. Los cuerpos se unen, se entregan, la respiración se acompasa y la conexión queda establecida. Da igual se trate de tu mejor amigo, tu pareja, tu hermano pequeño, tu amante, un desconocido o tus padres. Dependiendo del acuerdo mutuo puede durar desde 10 a 1000 segundos y terapeutas y practicantes determinan que son necesarios una media de 4 abrazos al día para ser feliz.

Web: www.coachingfuerteventura.com
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Chari: +34 670 831 619
Oscar: +34 676 384 473 


1Motivarte










Publicado en la Revista Mi Pueblo número 70, en este enlace pueden leer la revista:

Leer más ...

Herramientas de Vida - Mindfulness

Herramientas de Vida - Mindfulness

Por Oscar Ramos, para la Ravista Mi pueblo

MotivArte

Al despertarme esta mañana, sonrío. Veinticuatro nuevas horas me aguardan. Prometo vivir plenamente cada instante y mirar a todos los seres con los ojos de la compasión”

Gatha del despertar del libro “Cincuenta gathas de Du Ti”




Bajo el anglicismo mindfulness, Jon Kabat-Zin,
biólogo molecular de la universidad de Massachusetts, da rigor científico en occidente a esta forma de meditación de origen budista. Referente es también en Europa el monje vietnamita refugiado político en Francia y nominado para el Premio Nobel de la paz en varias ocasiones Thich Nhat Hanh.


Hoy escuchamos de la importancia de esta práctica considerada la columna vertebral de la educación en emociones. Exigida por empresas para la formación en habilidades de liderazgo y de gestión de conflictos, cada vez está más presente en el desarrollo educacional, personal y profesional de nuestro tiempo.

Traducido como “Atención Plena” nos habla del arte de vivir estando plenamente presente, con concentración y plena consciencia; así, cada acción se convertirá en una práctica potenciadora de salud, relajación y optimismo.

Todos nosotros somos capaces de practicar la respiración consciente; inhalo y sé que estoy inhalando, arraigado en el aquí y en el ahora, exhalo y sólo disfruto de ese momento. La práctica de la respiración consciente puede parecer simple, pero el efecto es enorme. Al centrarnos en nuestra inspiración, liberamos el pasado, el futuro y detenemos el pensamiento. Vivenciamos la respiración encontrándonos verdaderamente ahí, vivos, en el instante presente...

Si percibimos en nuestro cuerpo, mente o emociones cierta tensión o dolor, la plena consciencia nos permitirá vivirlo, fluir con él. Lo aceptamos, y a través de nuestro pensamiento creador, lo dejamos pasar eligiendo aprender, comprender, agradecer y disfrutar de algo pequeño y satisfactorio que también está ocurriendo. Como ejemplo de práctica podemos decirnos a nosotros mismos: «Al inhalar, soy consciente de esta tensión o dolor en mi cuerpo; al exhalar, permito que la tensión y el dolor de mi cuerpo se liberen». Esto es una afirmación o “gatha”, componer tus propios gathas adaptados a las circunstancias específicas de tu vida, es una manera simple y eficaz de practicar el mindfulness.

En cada momento del día puedes crear el entrenamiento-hábito necesario; al ducharte, lavarte los dientes, comer, mientras vas a trabajar, paseas, trabajas, estudias o te diviertes, y percibirás una nueva fortaleza en ti para controlar las muchas dificultades que surgen en nuestra vida cotidiana y en la sociedad.


Después llega el hábito, la consciencia de que cada instante de vida es un regalo, y el silencio; sin afirmaciones, sin técnica, sin esfuerzo, silencio, ligereza y libertad.

Estamos tan ocupados que olvidamos lo que estamos haciendo o quiénes somos. ¡Nos olvidamos incluso de respirar!

Descuidamos el mirar y apreciar a quienes amamos hasta que es demasiado tarde, no sabemos cómo entrar en contacto con lo que está pasando dentro y fuera de nosotros mismos. Así que, si te llega lo que estás leyendo, empieza.

Párate, pon el smartphone en silencio, y respira…

Artículo publicado en el número 69 de la Revista Mi Pueblo, en este enlace pueden leer la revista completa:
                                                                                              
https://issuu.com/mipueblofuerteventura/docs/revista_mi_pueblo_fuerteventura_69_

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS